Evolución

EVOL OIDO NEWS OCT 2009

LA EVOLUCIÓN DEL OÍDO

El oído fue, originalmente, un órgano del equilibrio, función que aún

conserva, pero con una serie de modificaciones que permiten

percibir vibraciones del exterior, esto es, oír. En los peces, el equilibrio

se controla mediante ciertos huesecillos (otolitos), situados en cámaras

repletas de líquido: cualquier desequilibrio hace sentir al pez el

movimiento del otolito sobre la superficie interna, sensible, de la cámara,

y su cerebro registra el desequilibrio, que seguidamente puede ser corregido.

Existe también en el pez un huesecillo especial, el hio-mandibular,

también llamado columelar, que conecta el oído interno con el interior

del cráneo, y sirve para trasmitir las vibraciones del agua, pasando por

el cráneo, hasta el oído interno. En los Anfibios, el oído posee ya una caja

de resonancia adecuada, porque la audición en el aire, requiere un sistema

de audición más sensible que en el agua, y la simple transmisión por los

huesos del cráneo no sería suficiente.

En los Reptiles sinápsidos (Ambulátiles), persiste la misma estructura

que en los Anfibios, pero intervienen en la audición dos pequeños

huesecillos, el articular y el cuadrado, que forman a su vez parte de la

articulación de la mandíbula con el cráneo: estos huesecillos, se sitúan

en las proximidades de la caja de resonancia del oído, ayudando

probablemente a la audición.

Por último, el desarrollo más completo de la estructura del oído medio,

se puede ver en los Mamíferos, especialmente en el hombre: el estribo,

homólogo del hio-mandibular de los Peces y Anfibios, queda en contacto

con el oído interno, pero la transmisión del sonido se hace, desde el

tímpano, mediante el martillo y el yunque,que son los homólogos del

articular y el cuadrado de los Reptiles.

Nuestro oído es mucho más complicado que el de los peces, sin duda alguna,

pero los estudios sobre su evolución, demuestran que los huesecillos

existentes en el oído medio, no son más que los huesos mandibulares

de nuestros antecesores, adaptados a una nueva  función.


  1. Es gibt noch keine Kommentare.
  1. No trackbacks yet.

Schreibe einen Kommentar

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s

%d Bloggern gefällt das: